C a n a l     d e      A r t e
Volver a la portada

.
 • ASTURIAS PLÁSTICA
  Agenda artística
  Análisis exposiciones
  Obra abierta

.
 • ENLACES
  Museos
  Galerias
  Colecciones
 • OPINIONES
  Buzón
  Tu opinas sobre...

.
EXPOSICIÓN VIRTUAL
El Comercio
 
.
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  
 • ACTUALIDAD EN AL NORTE

04

Set

2003

Al Norte

Semana Nacional de Arte Contemporáneo

Volver al inicio


II Semana de Arte Contemporáneo
Este mes se otorgarán las II Becas de Apoyo a
Proyectos Expositivos Noveles, concedidas por este
periódico para su desarrollo en ‘Al Norte 2003’


Con la ampliación, hasta el 25 de septiembre, del plazo de presentación de las II Becas de Apoyo a Proyectos Expositivos Noveles, cuyas bases pueden consultarse permanente en Internet (www.elcomerciodigital.com/arte), se ultiman los preparativos de ‘Al Norte-03’ la II Semana Nacional de Arte Contemporáneo organizada por EL COMERCIO.

 

Esta edición, que contará con nuevas actividades para artistas, especialistas, niños y público, se desarrollará en Gijón entre el 7 y el 15 de noviembre.

Al margen de las exposiciones que resultarán de estas becas, ocupando simultáneamente cuatro salas públicas y privadas de la ciudad, uno de los platos fuertes de ‘Al Norte-03’ será el seminario ‘Contenedores y contenidos: espacios para el arte’, en el Centro de Cultura Antiguo Instituto, donde se darán cita arquitectos, galeristas y responsables de museos nacionales para plantear al público asturiano las perspectivas reales de creación de nuevos centros artísticos, un asunto de actualidad en nuestra región.

Además, la semana tendrá varios talleres para artistas, gratuitos y con plazas limitadas, que se anunciarán muy pronto en este periódico, cursos para niños y adultos, y otras novedades de interés. Con todo, la ciudad volverá a ser un hervidero de vivencias artísticas, tal como ocurrió en la primera edición, que contó con la participación activa de 2.000 personas de todas las edades, en un intenso encuentro generacional.

La fuerza del novel

El objetivo fundamental de estas becas es fomentar la labor de los artistas noveles, que aún no han entrado de lleno en el circuito comercial o apenas han tenido ocasión de exhibir sus trabajos.

En 2002, la primera edición de las becas tuvo una notable participación, con más de ochenta proyectos multidisciplinares. La calidad y la originalidad de los cuatro elegidos configuró un circuito expositivo fuera de lo común, cuyo conjunto ocupó dos salas municipales -Centro de Cultura Antiguo Instituto y Centro de La Arena- y dos galerías privadas -Cornión y Espacio Líquido-, armonizando pintura, escultura, fotografía, sonido, instalación, luz y poesía, sin alardes ni disonancias, bajo certeras relaciones entre el discurso teórico, los materiales, el público y las obras.

El afán de las cuatro noveles autoras por plantear un eficaz proceso comunicativo, cuidando tanto los mensajes como la apuesta estética, fue la piedra filosofal de sus exposiciones, uniformadas por los principios escenográficos, el carácter reflexivo y la fuerza expresiva.
El proyecto ‘Versura’, de Elisa Torreira (Avilés, 1961), partía de la idea de «acercar el espectador al campo de lo comunicativo, interfiriendo en la lectura puramente significativa de las obras pictóricas, y alejar el conjunto de la mera función estética». Sumaba varios recursos creativos -pintura, textos poéticos y sonido- y transmitía la esencia del mensaje escrito, en una acertada síntesis de lenguajes.

Soledad Córdoba (Avilés, 1977) desarrolló la exposición ‘Lácrima’, comunicando ideas mediante imágenes digitalizadas, «como registro de una acción, un proceso, una vivencia o idea conceptuada, trabajada y desarrollada, que pasa por diversos filtros». La autora, que tras ‘Al Norte’ brilló también en Madrid y Barcelona con distintas exposiciones, y hoy es una de las artistas de moda en el circuito nacional, estableció un eficaz diálogo entre la sociedad y la identidad, bajo un arte casi terapéutico, de búsquedas contínuas, que partían del intimismo y abarcaban la colectividad.

Pepa Pardo (República Dominicana, 1950), con ‘Moca, ciudad marmórea’, ofreció un ejercicio que relataba, irónicamente, la azarosa historia de Santo Domingo. La muestra se componía de varios elementos, recreando las tres etapas históricas de una ciudad utópica, en una instalación que incluía ritmos musicales de la época, discursos originales del dictador Trujillo y una exposición de maquetas efímeras, constituidas con elementos domésticos.

El último proyecto era la instalación ‘Definición’, de Chana Crespo-Joglar (Gijón, 1971), que empleaba la imagen, la geometría, la luz, el ritmo y el sonido para incidir en los estados de ánimo del público, expresados en un remanso de agua, negro e inmóvil, que constrastaba con el bramido del mar, furioso, frente a la indiferencia ausente del estanque.

 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  


  

© EL COMERCIO Digital C/ Diario El Comercio,1 - 33207 GIJÓN (Asturias)
Teléfono: 985 17 98 00.   Fax: 985 34 22 26


Publicidad:
publidigital@elcomercio-sa.es

Publicación digital controlada por OJD