C a n a l     d e      A r t e
Volver a la portada

.
 • ASTURIAS PLÁSTICA
  Agenda artística
  Análisis exposiciones
  Obra abierta

.
 • ENLACES
  Museos
  Galerias
  Colecciones
 • OPINIONES
  Buzón
  Tu opinas sobre...

.
EXPOSICIÓN VIRTUAL
El Comercio
 
.
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  
 • ACTUALIDAD EN AL NORTE

12

Nov

2003

Al Norte

Semana Nacional de Arte Contemporáneo

Volver al inicio


«La del arte es una carrera de fondo, constante y solitaria»



Pertenece a la elitista nómina Marlborough, pero en Gijón no se le ha visto despegar los pies del suelo. Ni siquiera para subirse a la tarima de experto escultor reconvertido por AlNorte en profesor extraordinario. Mascaró, del que dicen «logra descifrar los nuevos amaneceres del hierro y el acero», ha evitado el vuelo raso. De hecho, al grupo de creadores jóvenes –de oficio– a los que da clase se dirige como si fuera «uno más» y lo hace a sabiendas de que la lista de inscripción del taller fue arrasada al anunciarse que él lo guiaría.

–¿Qué objetivos busca su taller de artista?
–Lograr un diálogo es mi principal intención. Pretendo confrontar experiencias. Las de ellos con las mías. No hay que olvidar que se trata de un seminario de muy corta duración (sólo tres días) y que en ese periodo la participación será, más que nada, verbal. No va a haber demasiado tiempo para la práctica, excepto por el encuentro con el proceso de la trasformación del acero.

PERFIL

Nace: en 1965, en París.
Sus ciudades: París, Barcelona (donde se licencia en Bellas Artes), Nueva York (donde vivió en la década de los 90) y Madrid (donde vive actualmente).
Su búsqueda: nuevas vías expresivas para la escultura, a partir del análisis de la obra propia y las referencias ajenas. Mascaró recoge el testigo de los grandes maestros de la primera y la segunda vanguardia española para dotar de nuevos impulsos y una impronta eficaz e impactante.
Su galería: la mítica Marlborough muestra estos días su obra, en Madrid. Ya lo ha hecho en su sede neoyorkina.
Su taller en AlNorte: debate diversos aspectos de la actualidad escultórica. El creador da a conocer sus vivencias y sus perspectivas y promueve un diálogo directo con sus alumnos-escultores .
Su trayectoria: ha sido especialmente intensa en los últimos 15 años. Compagina su quehacer escultórico con la escenografía de grandes montajes teatrales y las obras públicas.

–La visita a Aceralia no permite intervenciones, sólo recepción de información. ¿Cómo procesa un creador los datos que le arroja una factoría?
–Para empezar, como si se tratara de un inmenso privilegio. Pero lo fundamental de este encuentro con la planta de procesado de los minerales de hierro y acero es que arroja sobre nuestras neuronas imágenes y emociones capaces de hacer poso en nuestro cerebro y convertirse con el tiempo en creaciones escultóricas.

–¿Se pretende también conocer las interioridades de la materia?
–Cuanto más, mejor. Esta experiencia nos ofrece un planteamiento integral de una materia compleja de tratar, y no es difícil pensar que cuanto más sabes sobre una materia mejor puedes actuar sobre ella.

–Volvamos al taller de AlNorte 03. ¿Conocía el trabajo de los participantes antes de empezar el curso?
–Me he interesado por la trayectoria de todos. No podríamos hablar de nuestras experiencias si no estuviésemos seguros de que nuestros deseos ante la escultura fueran comunes. Quiero saber qué esperan de la escultura y en qué punto se encuentran. Todos hemos llegado por diferentes caminos a la creación escultórica, pero, nuestros deseos son iguales.

–Esta búsqueda de referencias parece contrastar con la individualidad que caracteriza su trayectoria.
–Efectivamente, la carrera del arte es como una carrera de fondo, constante y solitaria. Pero, en varios puntos del camino hace falta parar para tomar coordenadas. Se puede navegar solo, pero si olvidas lo que te rodea aparece la noche total, es decir, la desorientación.

–¿Es necesario, entonces, participar en el arte ajeno?
–Necesario, quizá no, pero sí tremendamente positivo. Que los artistas se encuentren para hablar no es muy común. Yo me daría por satisfecho si convirtiéramos esta toma de referencias y puesta en común que es AlNorte en un buen hábito.

 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  


  

© EL COMERCIO Digital C/ Diario El Comercio,1 - 33207 GIJÓN (Asturias)
Teléfono: 985 17 98 00.   Fax: 985 34 22 26


Publicidad:
publidigital@elcomercio-sa.es

Publicación digital controlada por OJD