C a n a l     d e      A r t e
Volver a la portada

.
 • ASTURIAS PLÁSTICA
  Agenda artística
  Análisis exposiciones
  Obra abierta

.
 • ENLACES
  Museos
  Galerias
  Colecciones
 • OPINIONES
  Buzón
  Tu opinas sobre...

.
EXPOSICIÓN VIRTUAL
El Comercio
 
.
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  
 • ACTUALIDAD EN AL NORTE

13

Nov

2003

Al Norte

Semana Nacional de Arte Contemporáneo

Volver al inicio


Entre muros
La historiadora Silvia Blanco guió por los edificios
más singulares del modernismo y el art decó gijonés
a una veintena de amantes de la arquitectura


Si las paredes hablaran! Exclaman los que saben de sus secretos. Y cierto es que esta sentencia doctrinal encierra verdad infinita, aunque también lo es que no contaban quienes la formularon con la capacidad de una buena guía para entablar un diálogo con los muros. La historiadora de Arte Silvia Blanco lo consiguió ayer.

Con ella hablaron las paredes de Gijón y sus suertes sirvieron de portavoz a ladrillos, piedras, máscaras, gárgolas, mosaicos y rejerías, que narraron cosas sobre el encuentro entre el siglo XIX y el XX, dando cuenta de sus costumbres y su gusto por la apariencia.

Silvia Blanco, fichas en ristre y datos en la mente, recorrió el centro de Gijón haciendo paradas en algunos de los edificios más singulares del modernismo y el art decó de la ciudad. Tras ella, un extraordinario grupo de veinte personas, de varias edades, que no recibían impasibles la información.

Primero, aplaudían felices de saber el año de la construcción (casi todos los edificios rondaron los finales del siglo XIX), el nombre de su arquitecto (muchas de las construcciones visitadas son de Manuel del Busto o de Miguel de la Cruz), el origen decó de los adornos vegetales, la recuperación de las formas primigenias y las claves de su mucho eclecticismo. Pero el mayor placer manifestado venía después, cuando a los datos, perfectamente ordenados y explicados por la experta, podían añadir sus propias informaciones, acumuladas de generación en generación.

El saber popular
Hablaban las alumnas de la historiadora –sobre todo ellas– de los dueños del edificios comentados, de los comercios que regentaron en sus bajos, hoy todos desaparecidos, y, sobre todo, de los suntuosos interiores a los que sólo la imaginación ayer podía llevarles, porque el recorrido lo fue únicamente por las fachadas. Y es que, de hecho, el modernismo y el art decó fueron estilos que volcaron todas sus fuerzas en el exterior de los edificios.

«Nada tienen que ver sus interiores con la decoración de sus muros», explicó la historiadora que, sin embargo, hizo excepción en la construcción de Manuel del Busto que mira al Muro de San Lorenzo, entre las escaleras dos y tres. «Sólo he visto sus interiores en fotografía», advertía, «pero las vidrieras, los mosaicos, las zonas de tránsito de la escalera están tan sumamente decoradas como su fachada».

El conocimiento estaba claro quien lo aportaba. Silvia Blanco, que nunca aplacó la profusión de datos de su especial y divertida audiencia, ponía la seriedad del verdadero saber. Pero el protagonismo de sus alumnas fue evidente en todo el recorrido guiado.

Al abandonar, por ejemplo, la mirada sobre la casa que envuelve las calles de San Bernardo, Munuza y la Merced –del arquitecto Luis Vellido–, en el corrillo se dejaron oír varios comentarios sobre los «impresionante de sus salones y despachos».

«Son pisos de, por lo menos, 300 metros», decían las expertas alumnas ocasionales de la historiadora de arte. Una de ellas aseguraba saber, incluso, que al primer propietario del edificio, Gumersindo García, le llamaban «el ‘Pobrón’».

De la plaza del Instituto a la de San Miguel hablaron así las paredes, la experiencia y la memoria.

 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  


  

© EL COMERCIO Digital C/ Diario El Comercio,1 - 33207 GIJÓN (Asturias)
Teléfono: 985 17 98 00.   Fax: 985 34 22 26


Publicidad:
publidigital@elcomercio-sa.es

Publicación digital controlada por OJD