C a n a l     d e      A r t e
Volver a la portada

.
 • ASTURIAS PLÁSTICA
  Agenda artística
  Análisis exposiciones
  Obra abierta

.
 • ENLACES
  Museos
  Galerias
  Colecciones
 • OPINIONES
  Buzón
  Tu opinas sobre...

.
EXPOSICIÓN VIRTUAL
El Comercio
 
.
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  
 • ACTUALIDAD EN AL NORTE

13

Nov

2003

Al Norte

Semana Nacional de Arte Contemporáneo

Volver al inicio


«El proyecto para La Laboral es apasionante, pero muy complejo»
«Lo importante en estos planes es hacer corresponder las intenciones
con los hechos», dice el experto en gestión museística


Dirige los destinos del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, el conocido CAAC, y desde su experiencia escrutó los muros y las intenciones del Gobierno asturiano para con el edificio de la Universidad Laboral. Recorrió sus rincones más inesperados con la persona a la que se ha encargado dotarlos de nueva vida, Jorge Fernández León, y horas después José Lebrero hablaba para AlNorte, en el Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón, de las ‘Nuevas experiencias en centros de arte actual’ y lo hizo suscitando un debate que se prolongó hasta que las luces del centro, ya apagadas, evidenciaron que era tarde. Pasaban con creces las diez de la noche.

–Ha conocido de primera mano el proyecto para la Laboral, ¿qué opina?
–Es muy ambicioso. Significa no sólo abrir o no abrir un centro de arte moderno, sino participar en un programa de reorganización y rehabilitación extremadamente complejo.

–¿Es factible?
–Todo lo es en esta vida, otra cosa es el grado de dificultad o de posibilidad, pero estoy convencido de que todo es posible. Ahora bien, lo importante del proyecto del centro de arte es hacer corresponder las intenciones con los hechos. Habrá que que ver cómo va el catálogo de objetivos dentro de un tiempo y si se van correspondiéndose con las actuaciones.

–No parece confiar demasiado en las metas propuestas.
–La cortesía y, sobre todo, la falta de datos me impide ser más explícito. No más o menos confiado. Está claro que Asturias quiere abordar con el Centro de Arte una cuestión apasionante, pero muy compleja técnicamente y, por supuesto, costosísima, en unos espacios monumentales.

–El proyecto asturiano tiene referentes en Europa, ¿con qué lugares lo compararía usted?
–Es cierto que hay muchos referentes europeos, pero ninguno, como éste, en una ciudad que no es centro nodal de comunicaciones de primer orden, donde se va a tener que combinar las actuaciones físicas con las actuaciones a distancia de los creadores y moderadores que, para que todo salga bien, tienen que ser de muy diversa procedencia y representantes de disciplinas diferentes.

–¿Sería esa la clave?, ¿la comunión interdisciplinar e internacional?
–Sin lugar a duda. Para que un lugar así funcione debe ser rabiosamente internacional. Debe tener capacidad para reunir artistas de todos los lugares del mundo. Crear una comunidad que permita contrastar el teatro y la danza con la pedagogía, la música y la botánica o las disciplinas audiovisuales.

–De entre toda las complejidades que acarrea un proyecto tan ambicioso ¿cuál cree que lo es más?
–Para mí lo más difícil es la dotación de contenidos. Creo que impedir que el centro se acabe convirtiendo en un espacio de formación para técnicos en el sector audiovisual es muy complicado con las expectativas que se están definiendo. De no impedir esto, en lugar de un Centro de Arte tendrían otra cosa muy diferente.

–¿Cómo evitar esa posibilidad?
–Con un equipo de personas que sepa mantener el espíritu de investigación y creación y no se deje llevar por el espectáculo, ni asustar por la complejidad del proyecto.

–Y los contenidos, ¿cuál es el secreto de lograr una buena colección de un espacio dedicado al arte contemporáneo?
–Creo que hay que saber hacer apuestas de generación, combinadas con una contribución a la propia producción del arte. Hay maneras de alentar la creación, participar en ella y asegurarse una parte de sus frutos de aquellos a quienes ayudas. Partiendo de una precariedad intrínseca, estoy convencido de que se pueden construir colecciones magníficas, aun siendo pequeñas. No siempre es necesario tener la obra maestra de un pintor para dar a conocer su trabajo.

 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  


  

© EL COMERCIO Digital C/ Diario El Comercio,1 - 33207 GIJÓN (Asturias)
Teléfono: 985 17 98 00.   Fax: 985 34 22 26


Publicidad:
publidigital@elcomercio-sa.es

Publicación digital controlada por OJD