C a n a l     d e      A r t e
Volver a la portada

.
 • ASTURIAS PLÁSTICA
  Agenda artística
  Análisis exposiciones
  Obra abierta

.
 • ENLACES
  Museos
  Galerias
  Colecciones
 • OPINIONES
  Buzón
  Tu opinas sobre...

.
EXPOSICIÓN VIRTUAL
El Comercio
 
.
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  
 • ACTUALIDAD EN AL NORTE

14

Nov

2003

Al Norte

Semana Nacional de Arte Contemporáneo

Volver al inicio


El arte de dos ciudades esculpidas por el mar
Beatriz Cimadevilla habla en el Centro de Cultura
Antiguo Instituto de las esculturas en el entorno urbano
mediante una comparación entre Gijón y Barcelona


Barcelona y Gijón. Dos urbes que, a simple vista, poco tienen que ver. La primera, medieval y modernista. La segunda, romana y eminentemente racionalista. La primera, con un trazado urbano diseñado a tiralíneas que convierte su representación cartográfica en un perfecto tablero de ajedrez. La segunda, con un callejero que siente querencia por curvas y diagonales y parece obviar aquello de que la distancia más corta entre dos puntos es la línea recta. Sin embargo, no todo son divergencias entre la mayor ciudad de Asturias y la segunda urbe de España.

Ayer se demostró que presentan algún que otro denominador común. El taller de ‘Arte y Sociedad’, dentro del programa de AlNorte, la semana artística organizada por el diario EL COMERCIO, versó sobre ‘La escultura en su entorno’. Y su ponente, la historiadora y artista Beatriz Cimadevilla, estableció un juego de similitudes y diferencias entre las dos poblaciones, tan similares y tan antagónicas como si se las hubiera inventado Dickens.
Portuarias e industriales

Primero, poniendo sobre la mesa los parecidos más evidentes entre los dos entramados urbanos: «Gijón y Barcelona», explicaba Cimadevilla, «son ciudades portuarias e industriales, pero tienen una diferencia esencial: están bañadas por mares distintos, lo que implica una gran variación en lo referente a la luz y su incidencia». Así, el Cantábrico y el Mediterráneo se fundieron a lo largo de un paseo de algo más de dos horas. Un recorrido que se desarrolló en las dependencias del Centro de Cultura Antiguo Instituto y en el que lo importante eran las esculturas que estaban fuera, en la calle. Tanto las que se encontraban ahí mismo, a la vuelta de la esquina, como aquellas que exigían, para apreciarlas, desplazarse unos cientos de kilómetros hacia el Este peninsular. Las esculturas –y sus espacios– de Gijón y Barcelona fueron desmenuzadas minuciosamente ante un respetable que combinaba caras conocidas de otras actividades con neófitos en la materia.

Pero, aunque la vistosidad del patrimonio escultórico de la Ciudad Condal impone lo suyo, la estrella de la tarde, por derecho propio, fue el ‘Elogio del horizonte’. La misma Cimadevilla había dicho que «vamos a darle más importancia a las cosas de Gijón», y la obra de Chillida que vigila el devenir cotidiano de la ciudad desde los primeros 90 tenía que erigirse en el referente indiscutible. Se mostraron sus contornos, se habló de sus motivaciones y se proyectaron diapositivas tomadas durante su levantamiento en el cerro de Santa Catalina, donde el fallecido escultor vasco quiso rendir tributo a la que él consideraba «la patria de todos los hombres»: el horizonte.

Aunque el paseo por la ciudad del Piles se extendió por buena parte de sus rincones, desde el final del Muro –donde se encuentran las ‘Sombras de luz’ de Fernando Alba– hasta la plaza del Humedal, iluminada por los ‘Cubos de luz’ de Alejandro Mieres, pasando, además, por la plaza de Europa (‘Los Juncos’, de María Jesús Rodríguez), o los verdes parajes de La Providencia (‘Solidaridad’ de Pepe Noja).

Cimadevilla destacó la importancia de las plazas a la hora de emplazar esculturas públicas: «En muchos casos, las esculturas dan vida a esos espacios urbanos, ya que es el espectador el que hace pública la obra». Una obra que llega a convertirse –por obra y gracia de los ‘urbanitas’– en «un espacio lúdico». Ocurre en Barcelona. Y también en Gijón.

 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  


  

© EL COMERCIO Digital C/ Diario El Comercio,1 - 33207 GIJÓN (Asturias)
Teléfono: 985 17 98 00.   Fax: 985 34 22 26


Publicidad:
publidigital@elcomercio-sa.es

Publicación digital controlada por OJD