C a n a l     d e      A r t e
Volver a la portada

.
 • ASTURIAS PLÁSTICA
  Agenda artística
  Análisis exposiciones
  Obra abierta

.
 • ENLACES
  Museos
  Galerias
  Colecciones
 • OPINIONES
  Buzón
  Tu opinas sobre...

.
EXPOSICIÓN VIRTUAL
El Comercio
 
.
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  
 • ACTUALIDAD EN AL NORTE

19

Dic

2004


Al Norte

Semana Nacional de Arte Contemporáneo

Volver al inicio


Creación infantil al descubierto
Más de sesenta niños participaron en el II Certamen Asturias Plástica, con el que se clausuró la semana de arte AlNorte, organizada por EL COMERCIO



Ana M. Serrano


Parece que la pintura, que las lecciones, que las clases de creación no van con ellos. Sin embargo, son los más emprendedores, los que mejor se dejan llevar por los delirios de la creación en todas sus expresiones. Dibujan casi sin criterio, atienden a las palabras de su tutor y, sobre todo, se ríen. Y mucho. Así se mostraron los niños que ayer participaron en el segundo certamen Asturias Plástica de Arte Infantil de la semana cultural de Arte Contemporánea AlNorte, que se clausuró con esta actividad después de siete días de talleres y exposiciones.

La galería Espacio Líquico acogió la última propuesta del progama, en la que participaron alrededor de 65 niños de edades comprendidas entre los 3 y los 14 años. Todos intentaron demostrar sus habilidades con un lápiz en la mano. Una de ellas fue Cristina Cabañas, gijonesa de 11 años y ganadora del primer premio en la categoría C (de nueve a once años), que convenció al jurado con un dibujo que ella misma definía como «abstrato». «Me gusta pintar -explicaba cerca de varias de sus compañeras- y me apunté al curso con unas amigas. Vinimos todas en grupo».

A su lado, Raquel González, de 13 años y otra de las galardonadas, aunque con un tercer premio, recordaba lo que había hecho durante las cerca de dos horas que duró el taller. Lo hacía entre lápices de colores y hojas en blanco y sin despegar la mirada de uno de sus dibujos, que trataba de terminar sin prisa.

«Me gusta pintar todo lo que veo: la playa, el pueblo, la gente... Todo», decía sin dejar de apuntar que el certamen, premios aparte, había sido de mucho interés para ella y todas sus acompañantes. «Es una experiencia nueva y siempre aprendes algo», puntualizaba.

Los más revoltosos, los de menos edad, se arremolinaban en la sala a su aire. Pintaban, pero lo hacían con más libertad, sin referentes reales, hasta el punto de que su imaginación se desbordaba y componían dibujos a base de líneas en todas direcciones y de todos los colores. Entre ellos, estaban los hermanos Alberto, Inés y Juan, de 4, 6 y 4 años, respectivamente. «Pinté a mi familia», gritaba el primero. «Yo un bosque», añadía el tercero.

La hermana mayor, Inés, por contra, se quedó sin participar en el certamen. Había agotado el tiempo y cuando se puso a pintar «en serio» ya era demasido tarde porque la sesión estaba a punto de concluir. De su categoría, la A -en la que competían niños de 3 a 6 años-, Francisco Arranz se alzó con el primer puesto, y de la B, en la se premió el mejor trabajo de aquellos que tenían 7 u 8 años, lo hizo Celia Gutiérrez.

Periódicos y pinceles

La organización del acto repartió entre los pequeños todo el material necesario para que pudieran realizar sus dibujos. Además, les obsequió con material escolar a modo de recuerdo y reconocimiento, pero sólo a partir de mañana los participantes podrán ojear sus dibujos. Estarán expuestos hasta el próximo 4 de enero en la sala Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Gijón.

Algo que ilusiona a Sara López, de 13 años, otra de las niñas que aportó su grano de arena al certamen. «No sabíamos lo que nos iban a dar para pintar, pero a mí me da igual una cosa que otra: rotuladores, lápices, platidecores o ceras», explicaba. Además, también podían hacer 'collages' con periódicos, pero fueron pocos los que se decantaron por esta idea. Sara, al menos, no lo hizo. No fue la ganadora de su categoría, en la que se premiaban los trabajos de los niños entre de doce a catorce años.

El galardón lo recibió Ángela García Domínguez, de 13 años. Pero en la próxima edición, Sara volverá a intentarlo porque le «encanta» pintar. De hecho, junto a Raquel y Cristina, fue una de las últimas en abandonar la sala.

Atrás dejaron sus dibujos, los que hicieron para concursar y los otros muchos que guardaron en sus carpetas particulares. «El próximo año esperamos repetir», explicaban. Sus sonrisas y sus miradas de entusiasmo delataban que no mentían.

 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  


  

© EL COMERCIO Digital C/ Diario El Comercio,1 - 33207 GIJÓN (Asturias)
Teléfono: 985 17 98 00.   Fax: 985 34 22 26


Publicidad:
publidigital@elcomercio-sa.es

Publicación digital controlada por OJD