C a n a l     d e      A r t e
Volver a la portada

.
 • ASTURIAS PLÁSTICA
  Agenda artística
  Análisis exposiciones
  Obra abierta

.
 • ENLACES
  Museos
  Galerias
  Colecciones
 • OPINIONES
  Buzón
  Tu opinas sobre...

.
EXPOSICIÓN VIRTUAL
El Comercio
 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  
 • ACTUALIDAD EN AL NORTE

08

Dic.

2005


Al Norte

Semana Nacional de Arte Contemporáneo

Volver al inicio


PABLO DE LILLO. ARTISTA
«Las aplicaciones del mosaico
van más allá de lo estético»
Dirigirá el taller ‘Derivas ornamentales’ que se desarrollará
en la Escuela Superior de Arte de Avilés, dentro de AlNorte‘



Estudios: Licenciado en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, simultanea creación plástica y docencia desde hace años.
Profesor: da clases en la Escuela Superior de Arte de Avilés.
Taller: denominado ‘Derivas ornamentales’, se celebrará entre el 14 y el 16 de diciembre, dentro del programa de AlNorte’05.


Pablo de Lillo (Avilés, 1969) es uno de los jóvenes artistas asturianos con mayor proyección, que en los últimos años ha venido sorprendiendo a propios y extraños con su singular manera de entender la composición plástica, desde fundamentos cualitativamente intensos y ciertamente subyugantes. Lillo está demostrando una sólida actitud experimental, poco común por estos lares. Por un lado, con su abundancia de registros, que le permiten abordar técnicas y materiales diversos sin caer en lo banal ni lo mimético. Por otro, con la interrelación de cada pieza con el conjunto y con las salas de exposiciones, donde lo lírico contrasta con lo conceptual, incluso con los ritmos cibernéticos la filosofía taoísta o las lecturas kafkianas.

Sus obras desprender una musicalidad que parte de esas tesis al tiempo y resuelve con argumentos básicamente plásticos cada uno de sus profundos pensamientos. En ese sentido, son muy interesantes sus dibujos con grafito y pastel, versátiles y tremendamente austeros, dotados de atractivos hálitos de misterio. Sobre el misterio de los materiales versará el taller que ofrecerá en AlNorte 05.

El suyo es uno de los tres que la IV Semana de Arte Contemporáneo de EL COMERCIO pone a disposición de los artistas asturianos. Los dirigen Pablo de Lillo en Avilés, Carlos Franco en Gijón y Ricardo Mojardín en Oviedo. El de De Lillo, titulado ‘Derivas ornamentales’, en la Escuela Superior de Arte de Avilés, dispone de 20 plazas que aún pueden conseguirse contactando con la jefatura de estudios del centro avilesino o enviando el currículum artístico a la sede de EL COMERCIO.

–¿Cuáles son los contenidos del taller que impartirá en Avilés?
–El taller toma como punto de arranque la formación de mosaicos, esto es, la posibilidad de cubrir la superficie total del plano mediante la repetición de una o de varias figuras. El mosaico ha sido utilizado en todas las culturas y sus implicaciones van mas allá del carácter estético o decorativo. En ocasiones revelan el sentido último de un grupo o de una religión y sus relaciones de transcendencia. Por otra parte, sus desarrollos geométricos han sido siempre motivo de estudio profundo por parte de matemáticos y físicos. Seremos más modestos y pasaremos por alto estas relaciones filosóficas o matemáticas planteando el taller como un juego. Partiremos de las reglas y tipologías para la formación de mosaicos y utilizaremos los materiales de dibujo más básicos. Cada alumno realizará sobre un papel pautado un único trabajo que se irá desarrollando como un organismo, enriqueciéndose durante el proceso mediante la experimentación de nuevas estructuras. Mi labor consistirá en sugerir o reorientar al alumno en las decisiones formales que pudiera tomar, alentar su espíritu analítico y su imaginación, así como ofrecerle modelos históricos y bibliográficos que puedan servir de guías en la elaboración de sus trabajos.

–Como artista se ha dedicado con intensidad a relacionar el dibujo y la geometría, pero en su obra también laten ritmos profundamente conceptuales, se diría que con reminiscencias casi ‘kafkianas’...
–Resultaría difícil hacer análisis de la multitud de influencias y condicionantes que afectan a la obra de un pintor. Con el paso de los años lo que parecía más nítido se ha vuelto más difuso, aquello que supuso un esfuerzo de aprendizaje se convierte en hábito y uno deja de saber muy bien por qué hace lo que hace y en la forma en qué lo hace

–¿Cuáles son los principales intereses de su trabajo creativo?

–Uno debe darse un margen para que las cosas vengan hacia tí, para encontrar las piezas o las expresiones que faltan sabiendo de antemano que el puzzle no puede ser completado. En el arte es bueno saber lo que conviene a uno, que quizás no sea lo que convenga a otro. Aquello bueno para un artista a lo mejor es veneno para mi. Y en estas cosas pasa uno la vida...

 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  


  

© EL COMERCIO Digital C/ Diario El Comercio,1 - 33207 GIJÓN (Asturias)
Teléfono: 985 17 98 00.   Fax: 985 34 22 26


Publicidad:
publidigital@elcomercio-sa.es

Publicación digital controlada por OJD