C a n a l     d e      A r t e
Volver a la portada

.
 • ASTURIAS PLÁSTICA
  Agenda artística
  Análisis exposiciones
  Obra abierta

.
 • ENLACES
  Museos
  Galerias
  Colecciones
 • OPINIONES
  Buzón
  Tu opinas sobre...

.
EXPOSICIÓN VIRTUAL
El Comercio
 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  
 • ACTUALIDAD EN AL NORTE

5

Dic

2006

Al Norte

Semana Nacional de Arte Contemporáneo

Volver al inicio


Arte comestible
Chirino idea un menú a partir de sus obras
que el cocinero gijonés Alejandro Urrutia materializará en el Gallery

CONSULTA EL PROGRAMA


M. de Álvaro

Tapies y Adrià fueron los primeros. Artista y cocinero mezclaron pinceles con cucharas para unir arte y cocina. Con idéntico concepto Martín Chirino presta ahora su obra para que sea Alejandro Urrutia, el joven gijonés 'doble estrella' Michelín, quien transforme sus trazos y sus esculturas en platos contantes y sonantes, en arte comestible. Será la próxima semana, dentro de las actividades de AlNorte, el certamen de arte contemporáneo de EL COMERCIO, y en el Gallery, el restaurante cuya cocina dirige el asturiano.

Será entonces cuando el arte se lleve a la boca y lo que comenzó siendo un grabado en azules «inspirado -cuenta Chirino- en la fuerza del mar y los vientos alisios canarios» se transforme en un plato de pescado con algas, según sugerencia del propio artista. La receta, de momento, es todo un secreto.

Lo mismo sucede con el postre, basado en una escultura. El metal se tornará en el más dulce de los dulces, tal y como, de hecho, había soñado su autor. «Siempre la imaginé de chocolate», confiesa Chirino, que tiene esta pieza, una de sus famosas espirales, colocada sobre la mesa de su salón madrileño. En pocos días, podrá comérsela.


Primeras impresiones


El trabajo verá la luz en breve en el transcurso de una comida, que comenzó a gestarse hace meses y empezó a tomar cuerpo en el taller de Chirino. Allí, el artista y el cocinero pudieron cambiar impresiones junto a Adriana Suárez, responsable del área cultural del Gallery, y Ángel Antonio Rodríguez, crítico de arte de EL COMERCIO, director de AlNorte y organizador, por eso, del taller estrella de este año, el que desde pasado mañana impartirá Chirino para un privilegiado grupo de artistas que compartirán con él fragua y conocimientos en una nave de Arcelor.

Pero el 'estreno' gastronómico del que se considera el escultor vivo más importante de España excede los límites del plato, porque también firmará los centros de mesa, inspirados por él y que, en este caso, reproducirán sus formas sinuosas en azúcar.

La iniciativa pretende dar un paso más en la tan traída «fusión» y convertir la cocina en arte y el arte en cocina de la forma más radical posible: transformando pintura y escultura en primer plato y postre. Chirino ya ha hecho su trabajo. Ahora sólo queda que Urrutia lo pase por sus fogones.
 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  


  

© EL COMERCIO Digital C/ Diario El Comercio,1 - 33207 GIJÓN (Asturias)
Teléfono: 985 17 98 00.   Fax: 985 34 22 26


Publicidad:
publidigital@elcomercio-sa.es

Publicación digital controlada por OJD