C a n a l     d e      A r t e
Volver a la portada

.
 • ASTURIAS PLÁSTICA
  Agenda artística
  Análisis exposiciones
  Obra abierta

.
 • ENLACES
  Museos
  Galerias
  Colecciones
 • OPINIONES
  Buzón
  Tu opinas sobre...

.
EXPOSICIÓN VIRTUAL
El Comercio
 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  
 • ACTUALIDAD EN AL NORTE

8

Dic

2006

Al Norte

Semana Nacional de Arte Contemporáneo

Volver al inicio

Bautizo en la fragua

Los alumnos de Martín Chirino en el taller de AlNorte toman contacto con el hierro incandescente a la espera de la llegada hoy del genial escultor



CONSULTA EL PROGRAMA

Leticia Álvarez

Chirino siempre es un alimento para el alma». Es ésta una afirmación de artista a artista; de discípula aventajada a maestro. La pronunció ayer, entre los primeros calores y hollines de la fragua, Mar Solís, una de las alumnas que participa en el taller que Martín Chirino imparte en la semana de arte contemporáneo de EL COMERCIO, AlNorte 06. El escultor canario se incorpora hoy al grupo y ayer fue el artista Rafael Monagas, su mano derecha desde hace treinta años, quien se ocupó del primer contacto con los pupilos. Monagas quería que se fueran «quitando la pereza», que al contacto con el fuego y los primeros hierros aún vírgenes los aprendices empezaran a fundirse con la materia: «A mancharse».

A Teresa Monforte, la veterana del grupo, el ambiente ahumado, los monos azules y las botas de caucho no le incomodan. Para ella, éste es su 'bautizo' con la fragua. «Quiero abrir los ojos al fuego y al hierro. Son materias que me interesan y hacia las que quizás pueda evolucionar. Además éste no es un taller de forja. Éste es un taller impartido por Martín Chirino».

Teresa, como la avilesina Esther Cuesta, se estrenan con el genial canario, pero otros cuatro participantes en el taller se alimentan del espíritu 'chirino' desde que en 1999 participaran con él en un curso de la Fundación Marcelino Botín en Santander. De aquel encuentro y por la terminación numérica del año nació el Noventaynueve Grupo del que vuelven a encontrarse, esta vez en Gijón, Mar Solís, Mayte Alonso, Antón Sobrino y Mercedes Cano.

Energía contagiosa

Aunque este cuarteto camina de manera individual en el circuito comercial, el regreso al aula constituye siempre una manera de alejarse de la soledad del artista. «Algo así no te lo puedes perder. Yo he aparcado todos mis proyectos para estar aquí sin dudarlo. Chirino te contagia una energía vital arrolladora y un entendimiento del arte que tiene que ver con la vida, es como respirar», comenta Mayte Alonso.

La artista madrileña asegura que, a pesar de «admirar a Martín como al maestro que es, el trato con él acaba siempre en discusión artística y eso al final te hace colega».

Gloria Prol es gallega, pero vive en Llanes. Quizás esa ubicación geográfica le dio la oportunidad de colaborar con Agustín Ibarrola en los 'Cubos de la memoria'. «Tanto Ibarrola como Chirino son para mí dos personas que han llegado a un punto en la vida fascinante. Perfecto... que les permite abrirse al resto. Tengo mucha impaciencia por verle».

A Sobrino le fascina, sobre todo, el eterno regreso a lo primario que supone trabajar en una fragua. «Eso nos unió en Noventaynueve y a Chirino para siempre». El fuego, el agua y la tierra son las herramientas que se dejan manipular con los martillos, tornos y con la fuerza del proceso creativo sobre lo que precisamente reflexionarán alumnos y maestro en el taller situado en la factoría de Tremañes. Tiznarse de carbonillas es el primer paso.

 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  


  

© EL COMERCIO Digital C/ Diario El Comercio,1 - 33207 GIJÓN (Asturias)
Teléfono: 985 17 98 00.   Fax: 985 34 22 26


Publicidad:
publidigital@elcomercio-sa.es

Publicación digital controlada por OJD