C a n a l     d e      A r t e
Volver a la portada

.
 • ASTURIAS PLÁSTICA
  Agenda artística
  Análisis exposiciones
  Obra abierta

.
 • ENLACES
  Museos
  Galerias
  Colecciones
 • OPINIONES
  Buzón
  Tu opinas sobre...

.
EXPOSICIÓN VIRTUAL
El Comercio
 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  
 • ACTUALIDAD EN AL NORTE

10

Dic

2006

Al Norte

Semana Nacional de Arte Contemporáneo

Volver al inicio

El maestro en la fragua

Martín Chirino impartió ayer lecciones teóricas y prácticas a los alumnos del taller de escultura AlNorte’06, a los que animó «a exhibir por todos los medios» su obra



CONSULTA EL PROGRAMA

Miguel Morán


El umbral de la puerta del taller de Arcelor es la frontera entre dos mundos. Cruzarlo y adentrarse en la improvisada fragua es un viaje al medievo. En el interior, los alumnos del taller de AlNorte, provistos de mazas y grifas, ejercen de herreros de antaño. El vigoroso esfuerzo y las brasas del carbón incrementan la temperatura de una mañana gélida. A mediodía, la cálida presencia del maestro Martín Chirino eleva aún más esa sensación dentro del «lugar mágico».

El escultor grancanario se metió ayer de lleno, como artista invitado de la Semana Nacional de Arte Contemporáneo de EL COMERCIO, en su labor de magisterio. Hasta el próximo día 16, los alumnos del taller de AlNorte recibirán los consejos y lecciones de un maestro esencial para entender la escultura contemporánea.

«Está muy bonito, pero deberías girarlo más para que este plano tenga más presencia», le dice Martín a la argentina Natalia Abot, una de las alumnas, mientras apunta con el índice a los hierros de su escultura. Uno a uno los diecisiete alumnos le muestran su trabajo, fruto de dos días de taller, y a cambio reciben un consejo del maestro con la voz aún en un susurro como consecuencia de un fuerte resfriado.
«Cuando colocas el hierro en el espacio es capaz de sugerir todas las dimensiones», dice esforzándose en alzar la voz para superar el ruido de la radial que maneja el bilbaíno Rafael de Diego. Antes de terminar la clase práctica el maestro tiene un guiño hacia Asturias: «Gerardo Diego decía que las montañas asturianas eran tan puras que parecían recién tocadas por la mano de Dios. Así deberían ser tus esculturas», dice a otro de los futuros artistas.

El hollín y el humo del hierro incandescente obligan a Martín Chirino y sus alumnos a cambiar de estancia para la clase teórica. El salón de actos de Arcelor es testigo de la primera lección del escultor. «Tenéis el reto de definir con vuestro trabajo el mundo que os ha tocado vivir», explica, mientras anima a todos los participantes a que se aproximen a él. La siguiente intervención es para pedir a Mar Solís y Mayte Alonso, dos escultoras ya encarriladas en el circuito comercial, que se sienten a su derecha.

Ambas pertenecen al grupo Noventaynueve, un conjunto de escultores que salieron de un taller dirigido por Chirino, en el año 1999. Al resto –algunos dan sus primeros pasos en el mundo de la escultura y otros empiezan a mostrar sus trabajos– les animó a «exhibir por todos los medios su obra. Sed valientes y no tengáis miedo a equivocaros».

Para el escultor la principal virtud de un escultor del siglo XXI es la «versatilidad» y recordó lo que significaba ser artista en los años cincuenta y sesenta del siglo pasado, «éramos cuatro, divinos y selectos». Ahora todo ha cambiado «el mundo de las artes, de la belleza y el pensamiento está muy concurrido. Se ha democratizado y la gente que empieza se encuentra con más dificultades» a la hora de ser reconocido.

Dijo también que «no tenía las claves de éxito, pero la persistencia es muy importante y seguir una línea de conducta en el trabajo». Otro factor que considera importante es el de construirse lo que él llama «un armario, o tesoro interior, con lo que se siente, se lee... La formación cultural del artista».

Para Chirino, hoy en día, «no es factible la soledad del artista, aunque sea atractiva. Por eso son fundamentales convivencias de este tipo». El escultor –insitió– «debe obligarse a salir de su hermetismo. Tiene que liberar su obra, darla a conocer».

 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  


  

© EL COMERCIO Digital C/ Diario El Comercio,1 - 33207 GIJÓN (Asturias)
Teléfono: 985 17 98 00.   Fax: 985 34 22 26


Publicidad:
publidigital@elcomercio-sa.es

Publicación digital controlada por OJD