C a n a l     d e      A r t e
Volver a la portada

.
 • ASTURIAS PLÁSTICA
  Agenda artística
  Análisis exposiciones
  Obra abierta

.
 • ENLACES
  Museos
  Galerias
  Colecciones
 • OPINIONES
  Buzón
  Tu opinas sobre...

.
EXPOSICIÓN VIRTUAL
El Comercio
 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  
 • ACTUALIDAD EN AL NORTE

14

Dic

2006

Al Norte

Semana Nacional de Arte Contemporáneo

Volver al inicio


MIKI ESPUMA. LA FURA DELS BAUS
«La Fura busca explicar cómo vive, ama
y come el ser humano»
El director artístico de la compañía catalana dará hoy una
conferencia dentro del curso universitario ‘Las artes del siglo
XXI’, sobre sus espectáculos escénicos y musicales

 

Ángel Antonio Rodríguez

Miki Espuma

LA FURA DELS BAUS
Grupo artístico fundado en Barcelona en 1979.
Busca un espacio escénico distinto del tradicional, con numerosos espectáculos propios y relecturas de grandes obras escénicas.
Con ‘Atlántida’ de Manuel de Falla y ‘El martirio de San Sebastián’ de Claude Debussy se adentraron también en el mundo de la ópera. Han preparado también la puesta en escena de ‘La Condenación de Fausto’, de Héctor Berlioz para el Festival de Salzburgo 1999. Debutaron en el cine con ‘Fausto 5.0’.
Premiados en numerosas ocasiones, destacan obras como ‘Accions’ (1983), ‘Suz/o/Suz’ (1985), ‘Tier Mon’ (1988), ‘Noun’ (1990), ‘Manes’ (1996) y ‘OBS’ (2000), entre otros.
Realizaron la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992.
Las artes escénicas contemporáneas también tienen cabida en el curso ‘Las artes del siglo XXI. Desafíos del mundo actual’ que organizan la Universidad de Oviedo y EL COMERCIO dentro de AlNorte’06. Hoy los alumnos podrán conocer los espectáculos de La Fura dels Baus, el conocido y transgresor grupo de teatro catalán cuyo director artístico, Miguel Badosa Ricart, más conocido como Miki Espuma, estará a partir de las 20 horas en la sala de conferencias del Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón.

Creado en Barcelona en 1979, La Fura dels Baus se define desde muy pronto como un grupo de teatro urbano que busca un espacio escénico distinto del tradicional. La base de su trabajo está formada por una gama de recursos escénicos que incluyen música, movimiento, uso de materiales naturales e industriales, aplicación de nuevas tecnologías y la implicación del espectador directamente en el espectáculo. Todo está dominado por una creación colectiva donde el actor y el autor son una misma entidad. Esta estética creará su propia definición con el término ‘lenguaje furero’. Durante los años noventa la compañía ha extendido sus proyectos artísticos al teatro de texto, el teatro digital, la ópera o la realización de grandes eventos, entre otras actividades.

–Hoy en días es más conocido por su trabajo en La Fura dels Baus, pero antes de incorporarse al grupo ya había desarrollado un importante trabajo musical...
–Comencé en 1973, dentro de la llamada Onda Layetana, promocionado por la sala Zeleste de Barcelona, actuando durante cinco años en el circuito catalán y festivales como Canet Rock 76, de telonero de Dr.Feelgood en el pabellón deportivo de Badalona o en El don Joan del Born. Mi formación es básicamente autodidacta con influencias de rock, jazz, música experimental y folk de autor. Después, a finales de los setenta coincido con miembros de La Fura en actuaciones callejeras, actuando con otras bandas similares. Ya en 1980 me incorporo al grupo donde he desarrollado la profesión musical como compositor e intérprete instrumentista.

–¿Por qué surge La Fura dels Baus?
–La Fura surge, de la idea de tres de sus miembros nacidos en Moiá (Barcelona) en el 79. Ese mismo año hacen una gira por Cataluña en un carro tirado por una mula, en el más puro estilo de juglaría. En 1980 se trasladan a Barcelona donde nos incorporamos el resto de miembros para seguir trabajando en espectáculos de calle. Poco a poco se van incorporando otros elementos en relación con la escuela de Comediants seguida por casi todos los grupos de calle del momento. Durante tres años, la calle se convierte en nuestra escuela y zona de pruebas de donde sacaremos un lenguaje específico y que desembocará en el primer trabajo ‘Accions’ ya con una clara voluntad de experimentación, tanto en los elementos plásticos, como actorales, como musicales. La evolución creativa de La Fura parte de esta escuela y crece con voluntad de colectivo durante la elaboración y desarrollo de los propios espectáculos, usando de forma instintiva y por empatía, lo que nosotros hemos venido a llamar ‘Método de fricción’.

–¿En qué se centrará su intervención de esta tarde?
–Me propongo hacer un repaso cronológico de nuestros espectáculos escénicos dentro de las cinco etapas más claras de nuestra trayectoria histórica: la prehistoria, la trilogía, los eventos especiales y las adaptaciones de clásicos. Dentro de estos ciclos, explicaré los métodos de composición musical, el tipo de instrumentos utilizados, las técnicas de sonorización y grabación y, finalmente, los discos producidos durante estos periodos.

–¿La escenografía actual se nutre de una manera especialmente intensa de sus relaciones con distintos ámbitos artísticos?
–No solamente la escenografía, entendiendo como tal la utilización de espacio y herramientas, se alimenta con diferentes ámbitos de expresión. Todo el trabajo conceptual y físico de la compañía, depende de la incorporación de estas diferentes disciplinas artísticas (actoral, plástica, musical, multimedia...) para el objetivo final del espectáculo. La idea wagneriana de ‘teatro total’ encaja perfectamente en nuestra manera de entender la creación escénica.

–¿Qué papel juega la música en esos espectáculos?

–Dentro de este juego de disciplinas artísticas, la música es un código más. Una de las muchas líneas de lectura que puede encerrar un espectáculo. En los espectáculos sin texto, la música suple a éste y consigue por sus diferentes niveles emocionales, crear una base subjetiva de comprensión para el espectador, incluso para las escenas que aún no se han definido.

–Otras disciplinas han ido incrementándose progresivamente...
–Hay una base elemental de líneas de lenguaje específicas, desde los primeros trabajos del grupo. El lenguaje corporal, los elementos plásticos, la utilización del espacio y la música y su situación zonal. A principios de los 90 incorporamos la imagen videográfica y siguiéndole los talones, el desarrollo interactivo y las nuevas tecnologías: internet, códigos virtuales, avatares...

–¿Cómo valora la respuesta del público en sus espectáculos?

–Muy bien, la verdad es que sería presuntuoso no valorar la respuesta del público como altamente positiva y su influencia en nuestro trabajo. Es evidente que nuestra evolución, no habría sido la misma sin la identificación de la gente con los espectáculos. Seguramente hemos crecido a impulsos de esta misma identificación en cada lugar y en cada momento.

–¿También su público ha evolucionado?

–Sí, con el tiempo ha ido construyendo una fórmula para venir a vernos y lo que el grupo ha ido encontrando y descontextualizando, en cada obra, ha sido esa misma conducta. La Fura, como tantos otros, busca nuevas fórmulas para explicar lo que piensa, come, ama y vive ese pequeñísimo trozo de universo que es el ser humano. Pero me temo y al mismo tiempo celebro, que este objetivo es inalcanzable y que inevitablemente, deberemos continuar la búsqueda hasta que falten las fuerzas o hasta que el público nos deje.
 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  


  

© EL COMERCIO Digital C/ Diario El Comercio,1 - 33207 GIJÓN (Asturias)
Teléfono: 985 17 98 00.   Fax: 985 34 22 26


Publicidad:
publidigital@elcomercio-sa.es

Publicación digital controlada por OJD