C a n a l     d e      A r t e
Volver a la portada

.
 • ASTURIAS PLÁSTICA
  Agenda artística
  Análisis exposiciones
  Obra abierta

.
 • ENLACES
  Museos
  Galerias
  Colecciones
 • OPINIONES
  Buzón
  Tu opinas sobre...

.
EXPOSICIÓN VIRTUAL
El Comercio
 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  
 • ACTUALIDAD EN AL NORTE

18

Oct.

2007


Al Norte

Semana Nacional de Arte Contemporáneo

Volver al inicio


Cinco naturalezas y una misma condición
Carmen González, Silvia Lerín, Eduardo Guerra, Cristina Ferrández
y el equipo Lara +Coto se llevan las Becas de Arte de EL COMERCIO 2007

P. Merayo

Cinco maneras de observar el mundo, de describir su naturaleza, sus luces, límites y sueños de transformación. Eso es lo que ofrecen los ganadores de las Becas AlNorte de Proyectos Expositivos o lo que es lo mismo las Becas de Arte de EL COMERCIO. Carmen González, Silvia Lerín, Eduardo Guerra, Cristina Ferrández y el equipo Lara+Coto, integrado por Santiago Lara y Beatriz Coto, son los elegidos este año. Su premio, mostrar sus creaciones en el Museo Barjola, las galerías Cornión y Espacio Líquido, de Gijón; la sala Dasto, de Oviedo, y El Centro Municipal de Exposiciones, de Avilés.

El jurado, integrado por sus respectivos responsables y Ángel Antonio Rodríguez, crítico de arte de este periódico, además, de director de AlNorte, la Semana Nacional de Arte Contemporáneo que cada noviembre reúne en Asturias a algunos de los principales espadas del universo creativo español, han asumido con su fallo cinco propuestas diferentes, tratadas desde distintas perspectivas y con dispares lenguajes plásticos. Sin embargo, todas ellas coinciden en hablar, de uno u otro modo, de la condición humana.

El nuevo hombre
El dúo asturiano de Gijón Lara+Coto, por ejemplo, que llevará su trabajo a Espacio Líquido, narra desde su proyecto ‘Bosque interior’ «una metáfora de la visión de un hombre contemporáneo nuevo en potencia».

A través de dibujos, «de trazo directo y sencillo», animados en una video creación digital, que será proyectada sobre la pared de la galería, Santiago y Beatriz se implican en «la actualidad mundial, con tintes sociales, antropológicos, filosóficos y sobre todo con sentido de lo humano como denominador común».

La mujer medusa
La también asturiana (de Trubia) Carmen González llevará su reflexión sobre las miradas y «el mito de la medusa como monstruo femenino que petrifica a quien se encuentra ante sus ojos». Su trabajo, titulado ‘La fragilidad de la medusa’, podrá verse en el Museo Barjola.

Sobre el mismo suelo del museo en el que ahora exponen Ramón Masats y Martín Chirino, González dispondrá en la última planta, una instalación que consta de «una mujer, medusa, perforada y y silueteada, y cuyas perforaciones han sido provocadas por haces de hilos que provienen de las pupilas de unos ojos externos, distribuidos en el espacio de su entorno, bien en el techo, bien en las paredes», explica la joven artista.

El cuerpo en un cuenco
La tercera becaria, Cristina Ferrández, a la que le ha tocado en suerte el espacio de la galería Cornión, donde mostrará su proyecto titulado, ‘El auto y la consciencia’, trata también el tema del hombre, que quiere «reconciliar con el territorio devastado».

Su obra, mitad fotográfica, mitad cerámica, se nutre del lenguaje de la instalación para hablar del momento «en que el arte vuelva a tomar conciencia de su significado y a cobrar sentido sacudir conciencias».

Ella lo intentará con una serie de fotografías realizadas sobre la performance que realiza en la naturaleza y varios cuencos cerámicos y cuerpos humanos que «dentro del nido enfatizan la intención de humildad ante el paisaje».

Realidad e irrealidad
El Centro de Exposiciones de Avilés acogerá este año la propuesta de un creador de Gijón, que emite su discurso en una colección fotográfica. Se trata de Eduardo Guerra. Su trabajo se denomina ‘Límites difusos’ y habla, como todos de fronteras, de las fronteras entre lo real y lo irreal, pero también de las fronteras como lugar en el que todo sucede. «Usando los árboles como icono», pretende construir una atmósfera en la que la presencia humana será manifiesta en el sonido que generan las turbinas de la térmica de Aboño, «presentes en las noches en las que el viento levanta el sonido del valle».

Fuera del cuadro
La presencia de AlNorte en Oviedo se traduce en ‘Los límites de la luz’, la propuesta de la artista valenciana Silvia Lerín, única que acude al encuentro nacional con una colección de pinturas, en las que indaga, en otras fronteras, las del propio cuadro. Quiere Silvia hablar desde sus telas del espacio que las rodea, de la luz que envuelve nuestras vidas, del mar, el cielo y el aire. Con sus cuadros presentará en la galería Dasto un mural que denomina ‘removible’, que describe su intención de salirse del cuadro
 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  


  

© EL COMERCIO Digital C/ Diario El Comercio,1 - 33207 GIJÓN (Asturias)
Teléfono: 985 17 98 00.   Fax: 985 34 22 26


Publicidad:
publidigital@elcomercio-sa.es

Publicación digital controlada por OJD