C a n a l     d e      A r t e
Volver a la portada

.
 • ASTURIAS PLÁSTICA
  Agenda artística
  Análisis exposiciones
  Obra abierta

.
 • ENLACES
  Museos
  Galerias
  Colecciones
 • OPINIONES
  Buzón
  Tu opinas sobre...

.
EXPOSICIÓN VIRTUAL
El Comercio
 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  
 • ACTUALIDAD EN AL NORTE

15

Nov.

2007


Al Norte

Semana Nacional de Arte Contemporáneo

Volver al inicio


Sorprendido y apasionado
Tras presidir en Oviedo el jurado del Premio Internacional de Escultura Sacejo,
Martín Chirino se acercó a Candás y visitó la exposición del Museo Antón


Chirino observa el trabajo de una alumna / JOSÉ SIMAL

EXPOSICIÓN
Título: ‘Escultura: Arte y pasión’.
Lugar: Museo Antón. Candás.
Finaliza: 9 de diciembre.
Contenido: Esculturas de hierro y acero realizadas por los 17 alumnos del taller de Martín Chirino en AlNorte’06.
Artistas: Natalia Abot, Mayte Alonso, Mercedes Cano, Beatriz Carbonell, Esther Cuesta, Rafael de Diego, Fanny Galera, Paz Hevia, Teresa Monforte, Gloria Prol, Gabriel Rufete, Agustín Serisuelo, Antonio Sobrino, Mar Solís, Adriana Veyrat, Simon Janes Wrigley y Alfredo Zubiaur.

Un mes después de inaugurar en el Museo Barjola de Gijón su gran exposición individual, Martín Chirino recuperó ayer la esencia del curso ‘Escultura; arte y pasión’ que dirigió en diciembre del año pasado en la Semana Nacional de Arte Contemporáneo de Asturias, que organiza EL COMERCIO. El escultor canario quiso desplazarse anteayer a Candás a contemplar la muestra colectiva organizada en el Museo Antón con las obras de los diecisiete participantes en aquel emblemático taller de AlNorte’06.

Tras un día de trabajo intenso como Presidente del jurado del Premio Internacional de Escultura Sacejo, Chirino no podía regresar a Madrid sin admirar el montaje final de las piezas realizadas en aquella efímera fragua que, durante diez días, produjo en el taller gijonés numerosas enseñanzas, emociones y vivencias maravillosas.
«Merece la pena esta visita», declaraba el artista de ochenta y dos años, satisfecho y sorprendido por el resultado. «Los chicos y chicas trabajaron muy duro durante el taller.

Algunos ya tenían una gran madurez en su propio proceso de trabajo, pero ahondaron en lo que ya sabían y compartieron sus experiencias con el resto. Otros, aunque se enfrentaban a la forja por primera vez, también resolvieron perfectamente el reto».

La aventura de aquel curso fue especialmente intensa y Chirino, tras sesenta años de logros internacionales, la analiza hoy con un cariño muy especial. «Había una energía sorprendente.

Planteamos clases prácticas con la fragua, el fuego, la tierra, los yunques, los martillos, las radiales...y aprendimos algunos técnicas y rudimentos, haciendo reflexiones individuales y colectivas sobre los principios del proceso escultórico», subraya. «Han captado la esencia del trabajo con la materia. Porque ser escultor no es una tontería, y menos hoy, en este mundo donde muchos conceptos suelen estar trastocados y conllevan demasiadas preocupaciones para los artistas. Aquí se buscó lo esencial, el ‘less is more’, evitando de todo aquello que no resultase imprescindible».

Chirino y su ayudante Rafael Monagas, también aprovecharon su fructífero paso por Candás hacia el aeropuerto de Asturias para conocer la obra escultórica de Antonio Rodríguez ‘Antón’, de la mano de la directora del museo, Dolores Villameriel. “No le conocia y me parece un artista con una gran poética. Es una pena que muriese tan joven pero, sin duda, este espacio le rinde honores. Es un centro muy entrañable”.


Magia y recuerdo de un encuentro generacional


Algunos asturianos que forman parte de la exposición, como Mercedes Cano, Esther Cuesta o Antonio Sobrino, se acercaron a saludar a Chirino, disfrutando la magia y el recuerdo del diálogo.
Un encuentro generacional con artistas de distintas latitudes, como Natalia Abot, que desde Buenos Aires quiso dedicar la obra a su madre, fallecida durante aquellos días. Chirino se emocionó frente a ese hermoso homenaje titulado ‘A Monice’.

En la exposición participan también otros asturianos (Teresa Monforte, Paz Hevia, Gloria Prol), junto a jóvenes de Navarra y el País Vasco (Alfredo Zubiaur, Rafael de Diego), de Valencia y Alicante (Fanny Galera, Rafael Rufete, Beatriz Carbonell, Agustín Serisuelo y Simon James Wrigley) y de Madrid (Adriana Veyrat, Mar Solís y Mayte Alonso).

Por cierto que esta última, que en Candás presenta una pequeña pieza titulada ‘Paisaje ausente’, obtuvo anteayer el citado Premio Internacional de Escultura con el proyecto ‘Construcción para un encuentro’, aún inédito, una evocación al espacio y el sentido constructivo que la empresa Sacejo tratará de instalar en Oviedo.

 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  


  

© EL COMERCIO Digital C/ Diario El Comercio,1 - 33207 GIJÓN (Asturias)
Teléfono: 985 17 98 00.   Fax: 985 34 22 26


Publicidad:
publidigital@elcomercio-sa.es

Publicación digital controlada por OJD