C a n a l     d e      A r t e
Volver a la portada

.
 • ASTURIAS PLÁSTICA
  Agenda artística
  Análisis exposiciones
  Obra abierta

.
 • ENLACES
  Museos
  Galerias
  Colecciones
 • OPINIONES
  Buzón
  Tu opinas sobre...

.
EXPOSICIÓN VIRTUAL
El Comercio
 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  
 • ASTURIAS PLÁSTICA >>>>> OBRA ABIERTA


8-dici.-2007



Guía de la sexta generación AlNorte
Instalación, fotografía, escultura, sonido y animación se combinan en
las exposiciones AlNorte’07. Así es el recorrido por las cinco
propuestas, en Gijón, Oviedo y Avilés


Cristina Ferrández Galería Cornión.
Su conjunto expositivo se denomina ‘El auto y la consciencia’ y se presenta en la galería Cornión, de Gijón.. / E. C.


ÁNGEL ANTONIO RODRÍGUEZ

Un año más (y van seis) AlNorte ha configurado para el mes de diciembre un singular circuito con las exposiciones de los artistas noveles que, tras obtener de EL COMECIO sus correspondientes becas, se desarrollan en distintas salas asturianas. Desde la primera edición ya son 27 las becas concedidas para organizar el espacio expositivo y desarrollar los proyectos que posteriormente serán reunidos en un libro-catálogo.

En Gijón, Oviedo y Avilés (con ánimo de seguir expandiendo fronteras) la VI Semana Nacional de Arte Contemporáneo de Asturias propone estos días cinco exposiciones donde el público puede acercarse a la creación actual y entender, con garantías, el significado de los diálogos interdisciplinares, más allá de cualquier planteamiento de carácter panfletario. Los cinco proyectos de AlNorte’07, íntegros, singulares e intensos, alternan el dibujo, la instalación, la fotografía, la escultura, el sonido y la animación digital sugiriendo en fin, diversas reflexiones que confluyen con el arte y las diversas naturalezas que lo habitan.

Los límites del azul
El caso de ‘Los límites del azul’,de la valenciana Silvia Lerín (galería Dasto, Oviedo) es, quizás, el que atesora una estética más directa e inmediata. Belleza pictórica, estructuras desarrolladas para el goce visual que, sin embargo, contienen otras connotaciones y trascienden más allá de lo superficial. El carácter de los ‘murales removibles’ de Lerín, que permiten replantear la obra en distintos lugares con soluciones mutables, ‘viajando’ con la pieza a otros lugares, recoge algunas experiencias de la neoabstracción e incorpora un efectista guiño al azul ultramar, concebido aquí como lecho para el reposo íntimo, patentando la fuerza de esta exposición inaugurada el pasado miércoles, como las tres de Gijón.

Bosque interior
Lara+Coto, compañeros de Tomelloso y Gijón, constatan en su animación ‘Bosque interior’ (galería Espacio Líquido, Gijón) esa vigencia que debe mantener cualquier disciplina donde se mantenga intacta aquella suprema verdad de que ‘lo bien hecho, bien parece’. Pinturas y dibujos de línea clara, austeras, argumentales, esencialmente plásticas que, lejos de lo decorativo, se ofrecen dinámicamente, narrando historias, filosofías y realidades más o menos complejas. Tras la realización de más de 1.500 dibujos, estos dos jóvenes han conseguido plasmar una película que habla del alma, del nacimiento y de la muerte, de las relaciones entre la naturaleza humana, la naturaleza vegetal y el artificio, de la ironía y la crudeza, de la ternura o del miedo. Su audiovisual resume el fracaso y el éxito de una actualidad social ciertamente alienante.

Lara+Coto Espacio Líquido
La joven pareja que suma talento de Tomelloso y Gijón exhibe sus intenciones en la galería Espacuo Líquido
/ E. C.

El auto y la consciencia
Otra naturaleza formada también por la suma de varias, asumida como un medio para dar cobijo y explicar la fragilidad de las cosas, es la que propone la alicantina Cristina Ferrández en ‘El auto y la consciencia’ (galería Cornión, Gijón) a través de una instalación que equilibra cuencos de cerámica negra con bellas fotografías de carácter reivindicativo y documental. La instalación aprovecha muy bien el espacio expositivo, envolviéndolo, convirtiendo las verdades en denuncias y, al tiempo, en añoranzas de un tiempo detenido. Una exposición que incita a la conciencia a pensar sobre el ‘qué’ y el ‘cómo’ se están destruyendo muchas cosas. Nidos que abrazan cuerpos desnudos y agua como alegoría de la pureza, que sostiene armonías, sin lujos, pretensiones ni excesos formales.

Fragilidad de la medusa

La historia clásica y la inteligencia expresiva confluyen en ‘La fragilidad de la medusa’ de la salmantina Carmen González (Museo Barjola, Gijón) que ha encajado perfectamente su proyecto expositivo en la tercera planta de este centro gijonés. Una hermosa serie de dibujos y una declaración de intenciones abren la muestra, descomponiendo el espacio y la temática que nutre la exposición.

Así, Carmen González ofrece una sugerente síntesis compositiva, empleando pequeños papeles, cerámicas que imitan ojos, pelos y cuerdas de metafóricas lecturas que observan a la medusa mitológica y la perforan, configurando su silueta para proponer nuevas ideas sobre la delicadeza y la inestabilidad del ser

 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  


  

© EL COMERCIO Digital C/ Diario El Comercio,1 - 33207 GIJÓN (Asturias)
Teléfono: 985 17 98 00.   Fax: 985 34 22 26


Publicidad:
publidigital@elcomercio-sa.es

Publicación digital controlada por OJD