C a n a l     d e      A r t e
Volver a la portada

.
 • ASTURIAS PLÁSTICA
  Agenda artística
  Análisis exposiciones
  Obra abierta

.
 • ENLACES
  Museos
  Galerias
  Colecciones
 • OPINIONES
  Buzón
  Tu opinas sobre...

.
EXPOSICIÓN VIRTUAL
El Comercio
 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  
 • ACTUALIDAD EN ALNORTE


16-diciembre -2010


Al Norte
Semana Nacional de Arte Contemporáneo

Volver al inicio


El Instituto de Arte reclama un código deontológico para la gestión cultural

P. M.

Nació en 2004 y aúna a responsables de museos, artistas, galeristas y a quien represente o habite de un modo u otro el universo de la creación. Es el Instituto de Arte Contemporáneo (IAC), cuya presidenta, Elena Vozmediano, vino ayer a Asturias, invitada por AlNorte, para exponer sus objetivos fundacionales y al hacerlo ante un aforo repleto de implicados logró un participativo y extraordinario debate en el que se llegó a la conclusión de que el sector necesita «un código deontológico para gestión cultural». Un reglamento en el que se expliciten los deberes y normas éticas de la profesión, más allá de una pura recopilación de normas de buenas prácticas.

En Asturias pertenecen al IAC los creadores Pelayo Varela y Avelino Sala, las galeristas Gema Llamazares y Guillermina Caicoya, y las directoras de la Fundación Municipal de Cultura de Gijón, Pilar González Lafita, y de Laboral Centro de Arte, Rosina Gómez-Baeza (su anterior presidenta y hoy miembro de la junta directiva). No todos acudieron ayer a la cita, en la que la actual presidenta de la institución, Elena Vozmediano, invitada por AlNorte, hizo un exhaustivo y argumentado recorrido por los intereses del mundo del arte y del propio IAC, tras el que los asistentes abrieron un extraordinario turno de intevenciones. Entre los que aportaron ideas y también dudas ante la actual situación del arte, destacaron los creadores Fernando Alba y Consuelo Vallina; la directora del Barjola, Lydia Santamarina, y Gema Llamazares. Entre todos, además de confirmar la realidad de que «los recortes más brutales se ceban con el universo de la cultura», llegaron a la conclusión de que las direcciones de los museos debían responder a un sistema de elección «diferente al actual en el que estuvieran presentes representantes de la sociedad, y no sólo la voz pública».

 
Envía esta noticia por e-mail a un amigo  




© EL COMERCIO Digital C/ Diario El Comercio,1 - 33207 GIJÓN (Asturias)
Teléfono: 985 17 98 00.   Fax: 985 34 22 26


Publicidad:
publidigital@elcomercio-sa.es

Publicación digital controlada por OJD