ENTREVISTES
13 d' Mayu de 2011

«Falta texíu social que arrope a los creadores»
Figura clave del Surdimientu, presenta l’antoloxía billingüe ‘La mirada aliella/La mirada atenta’ y edita la revista ‘Campo de los patos’

ENRIQUE CARBALLEIRA
AUTOR. En la so biblioteca rodiau de llibros. / MARIO ROJAS

L’escritor Antón García (Tuña, 1960) ye un de los nomás más importantes de la lliteratura asturiana nos últimos trenta años. Autor de noveles como ‘Díes de muncho’ y trabayos de crítica, ensayu y torna, al so trabayu como escritor, hai que sumar la llabor perimportante como editor al frente de la editorial Trabe, hasta 2007 y anguaño con iniciatives como la revista Campo de los Patos, que ta acabante d’asoleyase. Presenta estos díes l’antoloxía billingüe ‘La mirada aliella/La mirada atenta’.

–¿Qué ye pa usté la poesía y qué papel xugó na so formación como escritor?

–De nenu, yo nun yera un gran llector, un devorador de llibros. Prestábenme más el cine, la televisión, los tebeos o xugar al fubolín. Hasta que descubrí la poesía, nun comentariu de textu que facíamos en clase de lliteratura, nel bachiller. Resultó máxicu, esi xuegu que te permite expresar sentimientos con una cásique infinita variedá de ritmos y combinaciones métriques. Y too ello ensin dexar de ser un misteriu. Dicía María Negroni, una poeta arxentina, que na poesía hai una contracomunicación, porque ye’l llugar onde la conciencia del llinguaxe ye más alta y onde lo que nun sabemos ye tan importante como lo que sabemos. Al final daste cuenta de que la poesía ye una manera de mirar el mundu y d’esplicalu, ensin renunciar a lo que nun entendemos d’él. Ensin esi descubrimientu adolescente ye posible que nunca me tentara la escritura.

–¿Cómo surdió la posibilidá d’espublizar La mirada aliella nel primer recopilatoriu y agora esta antoloxía billingüe?

–Hacia’l 2006 punxéronse en contactu comigo del Atenéu Obreru de Xixón pa ver si quería publicar un llibru nesa colección, ‘Tiempu de Cristal’. Yo taba dando vueltes a la idea de recoyer nun volume los mios 25 años de poesía, asina que-yos ofrecí la posibilidá de publicalu y pareció-yos bien. Foi como salió La mirada aliella, en 2007, con un prólogu de José Luis Piquero. Permitióme ordenar, llimpiar y completar unos llibros que llevaben años publicaos, dalgunos agotaos. Ensiguida llamóme Álvaro Díaz Huici pa proponeme facer una antoloxía traducida al español pa Trea, y agradecí- y la ufierta. La idea d’un prólogu al cargu d’Araceli Iravedra foi d’él y el trabayu d’esta profesora de la Universidá d’Uviéu ye magníficu. Huici ta editando una colección de poesía mui guapa, de les que presta tener, y pa min publicar en castellanu permite que los amigos de fuera d’Asturies puedan lleeme ensin l’esfuerzu sobreveníu de facelo nuna llingua que nun conocen bien.

–¿Qué temes prefier a la hora de ponese a escribir poesia?

–Igual porque pienso que la poesía ye una manera de ver el mundu, de cualquier asuntu ye posible facer un poema. Claro que si eches una vistada p’atrás, sobre la poesía que vengo publicando, daste cuenta de qu’hai temes que se repiten. Yo creo que vuelvo siempre sobre la memoria y les palabres, sobre’l pasu del tiempu, sobre la vida. Ocurre dalgo nel to entornu y pienses: «equí hai un poema». A veces llega a escribise y a veces non, o queda a mediu camín. Préstenme los retos: facer un poema sobre’l busgosu, por exemplu, esi ser de la mitoloxía asturiana, yera una idea que me rondaba dende había tiempu. Un día alcuentres la clave y empieces a construyilu.

–Como editor, estos díes presenta una nueva revista, ‘Campo de los Patos’. Fálenos d’esti nuevu proyeutu. –Editar ye tender una ponte ente l’autor y el llector. Un editor nun saca solo llibros, nun ye un meru impresor; establez un catálogu, que ye la so tarxeta de presentación. Por eso apetez publicar en determinaes editoriales o te llamen l’atención los llibros qu’edita dalguién, porque s’ocupó de facer un llabor paciente, hasta crear una marca de referencia. Editar n’asturianu supón un esfuerzu enorme, asina qu’al cabu del tiempu termines cansando. Pero nel mio casu ye una verdadera vocación, colo que ye difícil pa min tar lloñe del papel y la tinta. Yá dixi que Campo de los Patos ye la revista que me prestaría atopar nes llibreríes, pero tamién respuende a dalgo más: una manera constructiva d’entender la relación cola llingua asturiana. A esa xente que too lo ve negro, que namás ta d’alcuerdu colo que critiquen los amigos, había que-y preguntar por qué nun fai dalgo, pa variar. A min préstame más construir que censurar o destruir.

–¿Por qué decidió entamar cola cultura xermánica?

–De mano, porque hai una interesantísima relación, poco estudiada, ente lo xermánico y Asturies. Toi falando de Frassinelli, Obermaier, Krüger... Pero había razones que pesaben más: la importancia d’esa cultura nel conxuntu d’Europa, igual pa la lliteratura que pa la pintura o el cine, y nun digamos nada pa la música... Per otru llau, a priori parecía un retu, una d’eses metes difíciles: ¿qué se podía dicir n’asturianu sobre la cultura xermánica? Y yera tamién una manera d’obligase a facer dalgo distinto. Llevamos delles décades sacando revistes (y llibros) que falen de nós mesmos, mui en plan Gran Enciclopedia Asturiana. A min prestábame la Enciclòpedia Catalana, que falaba del mundu enteru, solo qu’en catalán. Pero tamién porque Alemania y los países de fala xermánica préstenme muncho, el paisaxe y el paisanaxe.

–¿Yá tien dellos temes previstos pa los prósimos númberos?

–Claro; de mano, el siguiente (que ye’l 3, porque’l primer volume ye un númberu doble), va tar dedicáu a la poesía norteamericana. Vamos intentar facer un repás d’esa poesía nos últimos ciento cincuenta años, de Poe a les últimes tendencies: Whitman y Dickinson, los poetes modernistes, los confesionales, los beat, la relación col pop, los más nuevos, la poesía escrita por muyeres (fundamental y extraordinaria). Tendremos dalguna entrevista con un poeta importante, dalguna bibliografía actualizada y comentada... La poesía n’español, la de los negros, igual la de los indios... Como tamos nello hai munchos frentes abiertos, pero creo que va quedar un númberu interesante. La siguiente entrega de Campo de los Patos queda mui lloñe (2013), pero prestábame poder repasar lo que ta faciendo n’Asturies la xente más mozo.

–Tanto na so llabor como escritor como na d’editor, tuvo usté mui apegáu a la evolución de la lliteratura en llingua asturiana dende’l surdimientu. ¿Qué resume o balance podría facer?

–La lliteratura asturiana tien una calidá mui estimable. Hai una docena d’autores, homes y muyeres, del mayor interés. El fluxu de llibros publicaos mantiénse constante dende hai dos décades, y cada añu hai dalgún llibru que llega a la excelencia. Ye milagroso, pero ye asina. Pero tou esti avance lentu, d’años, pue retrocedese nunos meses. Falta texíu social qu’arrope a los creadores vinculaos a la llingua asturiana.