VIII. LA SEGUNDA XENERACIÓN Y EL FUTURU

Pablo Antón Marín Estrada




La lliteratura moderna en llingua asturiana va dar un nuevu reblagu cola emerxencia d’una promoción d’escritores mozos y la puesta en funcionamientu d’editoriales privaes, un pasu nin siquier soñáu polos pioneros de Conceyu Bable que persiguía ya non namás que la difusión del idioma sinón avanzar hacia la busca d’un mercáu pal llibru asturianu

Una data crucial pa señalar l’empiezu d’esta segunda etapa del surdimientu puede atopase en marzu de 1987 cuando tien llugar en Villamayor la primer I Xunta d’Escritores Asturianos embaxo un títulu que nun ufre duldes de lo que pretendíen los autores participantes: ‘Lliteratura Asturiana y Futuru’.

Intervienen na Xunta nomes de les xeneraciones anteriores como María Xosefa Canellada, qu’espresa el so apoyu inequívocu al procesu de recuperación llingüística nun momentu nel que se cuestionaba dende dellos sectores del mundu académicu: “Si yo tuviera que dar un consejo, diría: Lo primero la normalización, caiga quien caiga”, o Sánchez Vicente, con una ponencia sobre teatru y el profesor Álvaro Ruíz de la Peña con otra sobre la crítica. El protagonismu, sicasí, van tenelu los ponentes más mozos: Antón García (Tuña, 1960), Berta Piñán (Cañu, 1963), Xuan Bello (Panicieros, 1965), arropiellaos por una fegura perteneciente por edá a l’anterior promoción y alloñáu d’Asturies: Xosé Gago (Turón, 1957). Nun diba ser l’únicu del so tiempu que s’axuntase al proyectu lliterariu representáu por esos nuevos autores y nomes como los d’Alfonso Velázquez (Tinéu, 1956), Miguel Rojo (Zarraín, 1957), Pablo Ardisana (1940) o Concha Quintana (Pancar, 1952) diben atopar el so sitiu ellí. A ellos hai de sumar los nomes d’otros autores emerxentes como los de Lurdes Álvarez (Urbiés, 1961), Esther Prieto (Las Arenas, 1960) o Milio Rodríguez Cueto (Xixón, 1962).

D’esi grupu participante na I Xunta y darréu de la segunda en Llanes, dos años despuñes, diben surdir publicaciones como les de la revista ‘Adréi’ o editoriales como Trabe, Alvízoras o Llibros del Pexe, onde van dir publicando toos estos autores les sos obres. Ente los títulos más significativos asoleyaos nesi entós resalten en poesía ‘Estoiru’ (1984) y ‘Los díes repetíos’ (1989) d’Antón García, (1984); ‘Al abellu les besties’ (1986) y ‘Vida privada’ (1991) de Berta Piñán; ‘Aldabes del olvidu’ (1990) de Lurdes Álvarez; o ‘El llibru de les cenices’ (1989) y ‘Los nomes de la tierra’ (1990) de Xuan Bello. D’esti últimu ye’l poema que meyor describe el compromisu moral qu’afalaba a estos escritores de la segunda xeneración del Surdimientu superando el meramente militante de la promoción anterior:

PANICEIROS
Conozo un país onde al mundu–y llamen
Zarréu Grandiella Picu la Mouta Paniceiros

Un mundu que perdéu l’aldu los caminos
Xerusalén llevantao na palma la mano d’un nenu

Un mundu que yera altu luminosu esbeltu
Naciente y fonte y vocación de ríu

Onde los homes callen y el silenciu ye renuncia
Onde escaecimos el ser Onde claudicamos

Un país onde la casa cai cai l’horru la ponte
El molín la ilesia l’home tamién cai

Onde la mirada yera pura cenciella
la xaceda que dexara la nube en cielu

Onde namás nos queda la memoria
corrompida de la infancia

La nuesa soledá
L’abandonu de nueso.

La narrativa diba siguir caminos bien diversos. Autores como Antón García debutaríen nel xéneru dende unos presupuestos averaos al realismu puercu con ‘El viaxe’ (1987) o Miguel Rojo espurriríen la xera entamada dende los primeros concursos de Conceyu Bable amosando a un escritor en constante crecimientu con títulos enmarcaos nel realismu a seques como ‘Tienes una tristura nos güeyos que me fai mal’ o ‘Asina somos nós’, entrambos de 1989. Otru narrador de fondu interés qu’apruz daquella ye Xulio Viejo (Uviéu, 1968) cola novela ‘Na llende del condicional perfeutu’ (1990) y los maxistrales relatos de ‘Les falcatrúes del demoniu’ (1992). Un casu aparte represéntalu Milio Rodríguez Cueto que cola so novela ‘Románticu’, ensin dubia a obra más anovadora y ambiciosa hasta la fecha y que sescudió d’arriba abaxo el parnasín asturianu coles sos vitrióliques truñaes critiques. Dalgunos de los posibles destinatarios de los aguiyones de Rodríguez Cueto taríen n’otru de los círculos d’afinidaes que guañó formáu por escritores de difícil adscrición a un solu xéneru y a una sola estética por tenelos abarcao toos, como Adolfo Camilo Díaz López (Caborana, 1963) que s’estrena como narrador nesos años con llibros como ‘Pequeña lloba enllena d’amor’ (1988), o la novela policiaca ‘Miénteme, dime la verdá’ (1989). Otru nome resaltable ye’l de Xandru Fernández (Turón, 1970), que tres revelase con un volume de poesía: ‘Primer bestiariu’ (1990) continua la estela negra de Díaz López nel mesmu añu col thirller ‘Tráficu de cuerpos’. El policiacu va alcontrar otros cultivadores como Xosé Nel Riesgo (Avilés, 1963) y la so novela ‘El cai nunca duerme’, o el veteranu y polifacéticu Nel Amaro (Turón, 1946-2011) con ‘Adiós Dvorak’ (1990) o ‘Novela ensin títulu’ (1991), xunta otru autor de la primer hora, Vicente García Oliva cola so novela ‘L’aire les castañes’ (1989).

Hai bien más de nomes destacaos nesta segunda promoción como los d’Inaciu Llope (Cuideiru, 1961), Xulio Vixil (Bimenes, 1964), Xabiero Cayarga (Cangues, 1967), Xilberto Llano (Villaviciosa, 1965), Marta Mori (Xixón, 1965), Humberto Gonzali (Figareo, 1961) o el mallográu Xosé Antón García (1961-1997), ente otros.

Al llau de la creación lliteraria paña una fonda importancia nel procesu de recuperación llingüística el relevu que-y dan a los pioneros Nuberu nel ámbitu musical, formaciones moces de rock como Dixebra o Los Berrones, y principalmente folk como Ubiña, Beleño, Llan de Cubel o Felpeyu, por citar les pioneres. Nel campu de la comunicación, el fechu más destacable ye la fundación en 1996 del semanariu d’información xeneral ‘Les Noticies’, qu’había durar hasta 2012, asina como de les primeres emisores de radio n’asturiano, la más célebre la uveína Radio Sele. Inda taba por llegar el mediu de tolos medios qu’había abrir la nuestra llingua a toles redes de comunicación del mundu cola aparición d’Internet y l’empiezu de la dómina dixital.

El nuevu sieglu XXI truxo arriendes de la xeneralización de les nueves tecnoloxíes como ferramientes pal usu y divulgación de la nuestra llingua, el puxu d’otra promoción d’autores mozos que pasu ente pasu van dir asentándose al llau de los ya consolidaos pola calidá de la so obra. En poesía resalten Chechu García (L’Entregu, 1970), Martín López-Vega (Llanes, 1975), Pablo Texón Castañón (Felechosa, 1977), Vanessa Gutiérrez (Urbiés, 1980). Ente los narradores, acasu el más destacáu pola difusión qu’algamen les sos noveles ye David Artime (Candás, 1979). A estos nomes hai d’amestar los d’otra serie d’autores inda más mozos, pero d’un interés indubitable como Sofía Castañón (Xixón, 1983), Laura Marcos (Mieres, 1982) Raquel F. Menéndez (Val.louta, 1993), Xaime Martínez (Uviéu, 1993.). De la primera de los citaos, Castañón ye esti poema breve y bien cenciellu del so llibru ‘Tiempu de render’ (2010) que condensa en della manera la visión contemporánea compartida por estos escritores nuevos dende una realidá cercana que tresciende a lo universal:

Enxamás me punxisti
el columpiu colgáu de la figar.
Nun va aguantar
el to pesu,
dixisti
por nun falar
de lo muncho que diba sentir
el pasu
de los años.

Contemporánea, apiegada a una realidá que busca la so razón de ser no universal y en constante evolución, la lliteratura en llingua asturiana del sieglu XXI y les diferentes xeneraciones que conviven nella allampien sobre cualaquier otru propósitu siguir escribiendo palabres pal futuru.

Hestoria de la Llingua asturiana