UN ALBUM DE FOTOGRAFÍES

Ramón Lluís Bande




9-payares-2019

Cuando pienso nel cine asturianu siempres me vien a la cabeza una reflexón del cineasta chilenu Patricio Guzmán: “un país ensin cine documental ye como una familia ensin álbum de fotografíes”. Esa reflexón volvióse central na mio práctica cinematográfica. Siento que val pa esplicar el mio averamientu a la realización de películes, que ye la idea-fuercia que s’alcuentra detrás del mio trabayu como cineasta. El mio cine naz necesariamente de la mio condición de ciudadanu asturianu. Si nun fuere asturianu puede ser que nin siquiera ficiere cine o, de facelu, puede que nun tuviere nada que ver col que faigo. Toles mios películes avérense d’una manera o otra al tema de la identidá. Pa mi, Asturies nun ye un decoráu, nin siquiera un tema. Asturies ye l’esmolecimientu éticu y estéticu que s’atopa detrás de les mios películes, que quieren proponer un diálogu abiertu colos espectadores sobre quién somos en relación a lo que fuimos y nos fizo ser, consciente de que siguimos esistiendo como continuidá d’un pasáu complexu ensin resolver. Nos llinguaxes diferentes de la non-ficción cinematográfica, alcontré una manera personal d’espresión dende la qu’averame al pasáu de la mio clas y del mio país –clas y nación son dos conceptos íntimamente xuníos na historia recién d’Asturies–, pa intentar entender meyor el nuestru presente.

Nun toi solu nesti camín. Dende entamos de sieglu hai un grupu de directores que desarrollen el mesmu espaciu cinematográficu, que podríemos definir como “una cierta tendencia del cine fechu n’Asturies”. Un cine non renconciliáu –nin no político nin no industrial– que se reivindica frente a un cine integráu, que busca formar parte de la industria española, como pasu previu, munches veces, a convertise nun cine tresnacional, na espresión cinematográfica del neolliberalismu económicu. Frente a esi cine de nenyure, topamos una serie de películes qu’amuesen arguyoses la so pertenencia esmolecida a un territoriu y a una realidá colectiva concreta que quieren esplicar. El FICX siempres ye un sitiu bonu pa topase con estes propuestes. Vaigan ver «El trabajo o a quien le pertenece el mundo», d’Elisa Cepedal; «Un fantasma recorre», de Tito Montero; «Obertura de un milagro», de Juan Luis Ruiz o «Desaparecer», de Diego Llorente. Falen d’usté.